MI MUNDO SUBMARINO:

Aún cuando, Julio Verne describió magníficamente ese mundo desconocido, en su obra 20.000 leguas de viaje submarino, y Jackes Cousteau nos dejó imágenes maravillosas de aquellas secuencias pioneras del submarinismo. No todo esta escrito ni visto. Por eso, este blogge lo dedicaré a ver el paisaje submarino, relajante, cálido y transparente de las costas de Murcia. Y como elemento esencial del blog, una aproximación a mi afición favorita, la pesca submarina, en la que me considero un novato con 36 años de experiencia. Un saludo.



Política de cookies

Este sitio emplea cookies para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que autorizas el uso de cookies.

Entendido y estoy de acuerdo.

lunes, 22 de julio de 2013

La Mar aparecía llena de moco o baba blanca. A veces emergía a la superficie. Otras se depositaba en objetos y afloraba una especie de huevos o burbujas.















El agua aquel día 21 de julio de 2013, se encontraba en 25 grados. Llevaba mi traje de 3 mm, sin peto, y en el cinto un kilo y medio de plomo. Estuve 7 horas practicando la pesca submarina, sin casi disparar un tiro. Lo único que capturé fue un gran magre que me sirvió de comida. Eso si, pude ver un mero de unos dos kilos mientras desaparecía deslizándose en su cueva. Intenté dispararle, pero esta vez el arpón y los reflejos fueron mucho mas lentos que la suavidad con la que aquel mero se escabullía.
El agua estaba por todos lados llena de una especie de moco. Ese moco lo he visto cada temporada, cuando la mar se enfría o se calienta. Casi siempre ha sido en el mes de mayo. Pero este año, dada la tardanza en que las altas temperaturas han llegado, el agua de la mar se ha calentado casi a finales de julio. Es entonces cuando ese moco marino ha hecho su aparición. No obstante, en los años anteriores en que se veía aquel moco o baba, nunca emergía a la superficie de la forma en que lo ha hecho este año. Y lo hacía en forma de leche blanca como la nieve. Era una especie de merengue viscoso, lleno de pequeñas burbujas, que estaba tanto en superficie formando manchas blancas pegadas a la costa y a los acantilados, como a media agua, y, asimismo, impregnando el fondo marino, dejando a la posidonia y a las algas, llenas de una tela de araña viscosa. Me fijé en la red guía de la Almadraba de la Azohía, allí aquel moco se había apoderado de la malla, y las burbujas que contenía parecidas a pequeños huevos, inundaban el paisaje dando un aspecto fantasmal. Alguien me comentó, que en Salvamento Marítimo de Cartagena, habían analizado una muestra de aquel moco marino y habían constatado que llevaba huevos de calamar. Otra persona me comentó que el moco o baba marina habían hecho estragos en los erizos de mar y en los pepinos de mar, dejándolos en estado de agonía o muertos. No me extraña que aquella baba impregnase sus orificios respiratorios dejándoles asfixiados. Un pescador de la zona, de esos que aún echan y levantan sus redes, me comentó que esa baba aparece todos los años, cuando se da la circunstancia de que la alta temperatura de la atmósfera alcanza unos determinados grados, mientras que la del agua se encuentra a cierta temperatura de calentamiento.
Luego leí la noticia en el periódico local, y unas decían que se trataba de diatomeas que estaban descomponiéndose por las altas temperaturas del agua, y otras que eran desechos de crustáceos.
Yo solo me limité a sacar unas fotos, pero he de confesar que en absoluto aquella baba era urticante, sino mas bien suave y refrescante, sumergirme en aquella especie de moco, era algo placentero y tal vez hasta sano para la piel. De hecho aquella capa de baba marina que flotaba formando manchas blancas en la superficie de la costa, tapaba casi totalmente los rayos del sol, como si de una nube se tratase. Por dicho motivo, tal vez fuese perjudicial para la posidonía y las especies animales costeras, ya que las privaba de la luz solar necesaria para realizar sus funciones vitales, mientras que su adherencia a modo de camisa de fuerza, acabaría con el resto de elementos necesarios para sobrevivir. Realmente aquello visto depositado en el fondo y en las redes daba la sensación de apocalipsis total.
Algunas de las noticias aparecidas en la prensa local decían esto:

Alerta en Mazarrón, Águilas y Cartagena tras la aparición en sus playas de grandes manchas producidas por la descomposición de un fitoplacton


 
26.07.13 - 01:14 -

LOLA GUARDIOLA | MAZARRÓN

Se les conoce en la jerga de los pescadores como «babas» o «mocos», aunque su denominación técnica es la de «mucílagos» o incluso «nieve marina». El caso es que su presencia en varias playas de Puerto de Mazarrón, Cartagena y Águilas ha llamado la atención de los bañistas durante los últimos días. Muchos de ellos, incluso sorprendidos en pleno remojón por la llegada de tan incómodo como desagradable manto, pusieron la voz de alarma en el teléfono de emergencia del 112 y dieron cuenta a los servicios de Protección Civil de Mazarrón. La incidencia ha sido mayor en Bolnuevo y La Isla, donde ayer arribaron varias de estas olas de «nieve marina».

En un primer momento, se creyó en el típico vertido procedente de la sentina de un buque en alta mar, que -por efecto de las corrientes y el oleaje- habría arribado a las costas murcianas. Pero nada más lejos de la realidad. Esta masa flotante es un fenómeno natural, inocuo, y bien conocido desde antaño por los pescadores por su adherencia a las redes. Eso sí, suele generarse a varios cientos de metros de la costa y no llegar a molestar a los bañistas, circunstancia que esta temporada no se ha cumplido.

El investigador del Instituto Oceanográfico de Murcia Julio Más explicó a 'La Verdad' que los «mocos» marinos se forman por «la descomposición de las diatomeas, algas unicelulares microscópicas», uno de los más comunes tipos de fitoplancton. La descomposición de las algas prolifera cuando en el mar existe gran cantidad de nutrientes y las temperaturas son altas.

Para que se dé este fenómeno, tienen que producirse además determinadas circunstancias, como «concentraciones elevadas de diatomeas, que no son digeridas por el sistema». Al perder su estructura unicelular, «se forma una matriz, a la que se adhieren bacterias, hongos, huevos y lavas». En este caso, la presentación de esta mezcolanza ha sido en forma de manto gelatinoso, y que «por las condiciones espontáneas del mar, ha llegado a las orillas», señaló Más.

En cualquier caso, el investigador subrayó que no posee propiedades tóxicas o contaminantes y que «se degrada como se generó: de forma natural».

Baño seguro

Fuentes de Protección Civil aseguraron que la incidencia de las 'babas' es ahora mismo «muy baja o casi nula» en las playas afectadas, por lo que el baño puede realizarse «con total normalidad». Las personas que han estado en contacto con las 'babas' aseguraron que al salir del agua y secarse se queda pegada y es de difícil limpieza. El bañador, eso sí, se puede llegar a echarse a perder.

En 2002, una plaga de babas afectó masivamente a las costas de Murcia, Almería y Málaga. Los pescadores de artes menores de la Región solicitaron ayudas a las Administraciones para paliar la brusca bajada de las capturas, al pegarse la gelatina a las redes caladas. En Cartagena fueron 15 las embarcaciones afectadas por el fenómeno, igual número que en Águilas. En Mazarrón, hubo nueve y cuatro en San Pedro del Pinatar.

CARTAGENA


Los crustáceos 'pintan' Cabo de Palos


26.07.13 - 01:13 -

El Centro de Coordinación de Emergencias de la Región (el Teléfono 112) recibió ayer muchas llamadas de vecinos y veraneantes sobre la presencia de manchas blancas que enturbiaban el agua en la zona de Cabo de Palos. Según informó un portavoz del citado organismo, los expertos han determinado que es el efecto de un proceso natural relacionado con la biología de la fauna animal. En concreto, son babas de crustáceos.

1 comentario:

Isabel Rubio dijo...

Muy interesante y completa explicación sobre las babas. No llegaron a La Manga, solo supe de ellas por las impresionantes fotos de Javier Murcia Requena, y ahora por tu blog. Muchas gracias. http://marmenormarmayor.es